viernes, 13 de mayo de 2011

MI PUTA PREFERIDA


Me aparté de ella
mintiendo
y en silencio

Invente una frase
para apartarme

y en silencio partí
para vivir

Sal en la herida
fue para mi

Nunca entendió
el sofoco cansado

Ni mi yo desorientado
fue tanto amor en vano

A escasas horas
de mi partida

lloré por ella
con dolor no esclavo

Serafina,
decía llamarse

tan dulce
y tierna era

Por sus santos cojones
nada temía

por eso yo la quería
amor y anarquía.


A. Lara
12 mayo 2011